NARRADOR Era una veraniega tarde en los cañaverales cuautlenses. Atzín, un jornalero de la Hacienda Santa Inés, y su compañero Romino extraían néctar azucarado de la cosecha de la semana con la ayuda de Huitzillín, su afelpado burrito.  
ATZIN (PREOCUPADO) Hay que apurarnos, Romino, si no nos apuramos, la producción no va salir pa’ hoy.(EXHALA) El patrón se va enojar con nosotros pues.(EXALTADO) Atízale.
ROMINO Yo que, Atzin. Hay que esperar a que traigan más caña, sino cómo li´hacemos. 
ATZIN (MOLESTO) ¡Sólo sabes quejarte!… Oye,¿pedistes algo de comer, Romino?
ROMINO No; yo traigo mi comida en mi morral.
ATZIN (CONFUNDIDO) Veo a alguien entre los cañaverales. En serio, ¿no te espera una muchacha?
ROMINO (ENOJADO)¡Ya le dije que no, Atzin! (EXHALA) Viejo necio. Iré por la poca caña que quedaba pa´seguirle. 
NARRADOR Atzin no dejaba de ver la figura femenina que se escondía detrás de los verdes plantíos. Poco a poco, el jornalero se fue acercando. 
OPERADOR Efectos de sonido pasos caminando entre las hojas.
ATZIN (SOSPECHOSO)¿Quién anda ahí?
CIHUATL IUKAYOTL Disculpe, señor; no quería interrumpirlo, sólo que vi ese extraño artefacto y me llamó mucho la atención… ¿Eso exprime la caña? 
ATZIN (CONFUSO) Así es, señorita. Es un trapiche, ¿nunca había visto uno?… Péreme: ¿usted quién es? Si nos ve el patrón platicando, señito, nos deja sin chamba.  
CIHUATL IUKAYOTL Lo menos que quiero es generarle problemas. Me llamo Cihuatl, sólo quería ver su (ENFATIZANDO) trapiche.
ATZIN ¿Quiere ver cómo funciona?(PREOCUPADO) Péreme, ¿y Huitzillín? (ENOJADO)Ya ve, seño; ya me lo espantó.
CIHUATL IUKAYOTL (CONFUSA)¿Huitzillín?
ATZIN (EXALTADO)¡El burro, seño! Condenado animal.
CIHUATL IUKAYOTL ¿No habrá ido a comer algo su burrito?
ATZIN (ENOJADO)No qué, él se espanta con cualquier cosa y más cuando está solito. ¡Qué animal!  Tengo que encontrarlo sino como sigo trabajando. (DESESPERADO) No me lo tome a mal, seño, pero retírese.
CIHUATL IUKAYOTL (TRANQUILA)Le ayudo a buscarlos si usted me enseña qué es lo que hace con el trapiche. 
ATZIN (PREOCUPADO)Ta güeno, pero rápido, seño; se va a oscurecer y va a estar más pelón encontrarlo.  Soy Atzin, por cierto.
CIHUATL IUKAYOTL Gusto en conocerlo, Atzin.
NARRADOR Cihuatl y Atzin caminaron rumbo a la colonia Eusebio Jáuregui. Ese sendero se caracterizaba por contar con abundantes árboles. Su paso era difícil de caminar. 
ATZIN Sabe, Cihuatl, puede y tenga razón: puede y le haya dado hambre, pero venir hasta acá sí se me hace raro. 
CIHUATL IUKAYOTL No se preocupe, Atzin. 
ATZIN (GRITANDO)Es él, ¿dónde estás, Huitzillín? (PREOCUPADO) Algo le pasó, hace unos ruidos bien feos. No distingo de dónde viene su chillido.
CIHUATL IUKAYOTL Escuchemos atentos a la naturaleza, ella nos dirá donde está.
ATZIN Lo que me faltaba, una loca que escucha la naturaleza. Ahora menos lo voy a encontrar. 
NARRADOR De pronto, de la copa de un árbol bajó un pequeño y curioso tlacuache. Éste se acercó a   Cihuatl. La diosa de la naturaleza lo miró con ternura y comenzó a acariciarlo con cariño. 
CIHUATL IUKAYOTL Él nos va a guiar hasta Huitzillin, Atzin.
ATZIN (ENOJADO)¡Qué dice!, ¿ese tlacuache? Seño: mejor lo sigo buscando yo solito. 
CIHUATL IUKAYOTL (TRANQUILA) Hágame caso; yo sé lo que le digo.  Los animales se comunican entre sí, y este animalito nos guiará hasta Huitzillin.
NARRADOR el pequeño tlacuache salió corriendo, y Cihuatl y Atzin después de él. Atravesaron algunas arboledas y arbustos hasta que por fin encontraron a Huitzillín.
CIHUATL IUKAYOTL Ahí está, Huitzillín; atorado en esas ramas.  
ATZIN (EMOCIONADO)¡Burro menso! Ya voy, ya voy. ¿Pos qué haces hasta acá, tú? (ENFÁTICO) Ayúdeme, oiga; que se nos andaba perdiendo por su culpa.
CIHUATL IUKAYOTL No sea así con él. A los animales les gusta andar sueltos por la naturaleza. 
ATZIN Seño: es de felicidad. (QUEJÁNDOSE) Estas ramas están pesadas. (FORCEJEA) Listo, burrito; ámonos.
CIHUATL IUKAYOTL Le dije que le hiciéramos caso al tlacuache.
ATZIN ¡Cómo iba yo a confiar! Pero ya entendí, seño. Gracias de corazón. 
CIHUATL IUKAYOTL Gracias a la madre naturaleza, Atzin
ATZIN (FELIZ) Pa´qué contradecirla. Ande, vamos pa´ que le enseñe el trapiche, antes de que llegue mi patrón.
CIHUATL Lo sigo.
NARRADOR Agradecidos con el animal, el tlacuache emprendió su retorno hacia los cerros más cercanos mientras que Cihuatl, Atzin y Huitzillin regresaban a la hacienda. 
NARRADOR Cihuatl y Atzin llegaron a la hacienda. Como lo había prometido, Atzin le enseñó a Cihuatl cómo funcionaba el tradicional extractor. 
ATZIN Mire, éste es el trapiche. Lo usamos para exprimir el agua endulzada de las cañas de azúcar. Cuando está lista, se puede elaborar aguardiente y el chinguere o “chinguirito”. ¡Sabe delicioso, a mi me gusta harto!
CIHUATL IUKAYOTL Pero, mientras lo hace, ¿Huitzillin no se lastima al jalarlo?
ATZIN No pus para eso está; él solo camina alrededor del trapiche con este tronquito atado a él y ya… Estos como tubos de madera giran, y así va saliendo el néctar de azúcar de la caña.(FELIZ) Usted no se preocupe por el animal. Deje amarro a Huitzillín al trapiche pa´ que vea. 
CIHUATL IUKAYOTL ¿De la caña de azúcar sale todo eso?
ATZIN Sí, a la gente le gusta harto esas bebidas, aunque también ayudan a muchas cosas de la salud. Si le duele la cabeza, se echa un cuenco de aguardiente y queda como nuevo. 
CIHUATL IUKAYOTL (ASOMBRADA) No me diga; a ver, regaleme un cuenco.
ATZIN (RIENDO) Pero nada más uno, no se me vaya a poner chapeadita si se ve que uste´ no es pa´ esto.
CIHUATL IUKAYOTL (SABOREANDO) ¡Está delicioso!
ATZIN Y espérese a probar el ron; por ahí tenía un poco, y le ofrecería pero creo que se lo empinó el Romino, el otro animal que me ayuda aquí.
CIHUATL IUKAYOTL Jamás había probado estas bebidas. Si tiene tantos beneficios como menciona, me da gusto que lo produzcan. 
ATZIN (FELIZ) Mire, Cihuatl, trabajamos todo lo que sale de la tierra con mucho cariño. De aquí sale el pan de cada día. Por eso valoro mucho la ayuda de Huitzillín.
CIHUATL IUKAYOTL Gracias por sus atenciones, Atzin. Ya está por anochecer y seguro alguien lo espera en casa.
ATZIN A usted, seño Cihuatl. 
CIHUATL IUKAYOTL (RÍE) Que pase buena noche. 
ATZIN (RIENDO) Ya se empieza a poner chapeada, Cihuatl; ande con cuidado.
CIHUATL IUKAYOTL (RÍE) Claro, Atzin. Cuide a su burrito, que es más que su compañero de trabajo.
ATZIN ¿La que me hizo este burro, verdad?  (TONA ENFÁTICO) No le quitaré los ojos de encima jamás. Hasta luego, Cihuatl, y gracias por su ayuda. 
CIHUATL IUKAYOTL Gracias a la madre naturaleza, Atzin. No lo olvide. 
NARRADOR Cihuatl se fue muy contenta y algo chapeadita al ver que hombre y naturaleza, en armonía, pueden crear grandes cosas. Cosas tan benéficas y tan mágicas que se quedarán por siempre prosperando dentro de la comunidad. 

Síguenos en nuestras redes sociales